ACEITE DE HIPÉRICO: UN AFTERSUN NATURAL

ACEITE DE HIPÉRICO: UN AFTERSUN NATURAL
Home / Salud / ACEITE DE HIPÉRICO: UN AFTERSUN NATURAL

Ahora que se acerca el verano, debemos cuidar nuestra piel al máximo para que no sufra las consecuencias de una exposición solar descontrolada.

Para ello debemos ponernos protección solar cada cierto tiempo y no exponernos al sol en las horas centrales del día. De esta manera, evitaremos las dolorosas quemaduras solares.

Si aún con la protección solar nos hemos quemado, es hora de aplicarnos un after sun que calmará nuestra piel y la hidratará. Hoy vamos a proponer un after sun natural, que podéis hacer en casa y que es muy hidratante y calmante.

Aceite de hipérico

El aceite de hipérico se obtiene por maceración de la sumida florida del Hypericum perforatum . Esta planta denominada hierba de San Juan, florece en junio y presenta unas flores de color amarillo que al frotarlas tiñen de rojo. El aceite de hipérico es un líquido de color rojo intenso y olor característico.

Esta formado por la fracción liposoluble de los principios activos de la planta, como pigmentos rojos (hipericina), flavonoides y aceite esencial, que le confieren propiedades antiinflamatorias, antivíricas y promueven la epitelización de los tejidos.

Al ser una planta rica en taninos caquéticos, tienen en la piel un efecto de alivio sobre las quemaduras solares, por lo que puede sernos de gran ayuda durante esta época del año en el que la exposición de nuestra piel  a los rayos solares suele aumentar, con el consiguiente peligro de daños para la piel.

¿Como utilizarlo?

La aplicación tópica se realiza mediante un extracto oleoso, conocido como aceite de hipérico, que es una maceración de la sumidad florida de la planta en una base de aceite vegetal, como por ejemplo, el aceite de oliva o el aceite de almendras. Dicha maceración suele durar unos 40 días, exponiendo el recipiente donde se está macerando al sol, para que los rayos solares puedan transformar los taninos en  principios activos útiles, y que además dan la coloración rojiza tan característica de este aceite.

El momento de aplicación en la piel será siempre después de la exposición solar y cuando no se vuelva a tomar el sol en unas horas, ya que el aceite tiene un efecto fotosensible.

El efecto del hipérico, combinado con el aceite de oliva, alivia rápidamente la quemadura, reduciendo el tiempo de recuperación de la piel y el daño provocado por el sol.

Comparte este artículoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0
    Artículo en: Salud