Nuestra casa-laboratorio se ubica en el medio rural, en un pueblo cercano a Segovia, San Cristóbal, donde elaboramos exclusivamente todos nuestros productos.

Se trata de unas nuevas instalaciones que acabamos de estrenar.

Cuando nos planteamos que necesitábamos unas nuevas instalaciones también pensamos que no queríamos trabajar en una nave si no en una casa confortable y además nos preocupaba el impacto medioambiental que la construcción pudiera tener. Creemos que nuestros productos también se nutren de esto y que el bienestar de las personas que los crean se trasmite a lo que hacen.

Junto con el estudio segoviano E2 Arquitectura e Innovación y la empresa constructora Timber on Live, desarrollamos un proyecto PASSIVHAUSS ajustado a nuestras necesidades de producción, en el que se reduce al mínimo el consumo energético y se utilizan materiales sostenibles y respetuosos con el medio ambiente en su construcción.


Para la construcción de este edificio se ha tenido en cuenta:

  • Minimización del consumo de energía  para un ahorro energético.
  • Uso de materiales y sistemas constructivos de bajo impacto ambiental.
  • Simplificación de la cantidad de materiales, para minimizar los residuos
    generados, usando como estructura base la madera.
  • Uso de materiales sin emisiones de sustancias nocivas.
  • Uso de energías renovables con la meta de reducir las emisiones de CO2.
  • Excelente calidad del aire interior.

Con todo esto, se ha conseguido diseñar un edificio de consumo casi nulo, adelantándonos así a la Normativa obligatoria que entrará en vigor en el año 2020.

Ya veis, en AMAPOLA aplicamos nuestra filosofía de respeto al medio ambiente y a la salud de las personas no solo a través de los productos que elaboramos sin sustancias químicas nocivas, sino también en nuestra manera de entender el trabajo y de elegir dónde queremos desarrollarlo, os aseguro que pasamos muchas horas aquí y deben ser horas de calidad.


CLOSE
CLOSE