Cuidados de la piel en el post-parto con cosmética natural.

Te contamos qué problemas frecuentes pueden surgir y algunos cuidados de la piel en el postparto utilizando cosmética natural.

Uno de los síntomas del posparto: tu piel cambia 

¡Felicidades! Un día más de posparto superado y tu bebé creciendo y a ti cayéndosete la baba. Es cierto que no todo es un camino de rosas: la recuperación física, el cansancio extremo… Puede que incluso te veas peor la piel. Es normal. Son muchos cambios a todos los niveles. Por eso queremos acompañarte y aportar algo de calma en esta etapa vital en la que te encuentras.

Es normal que durante el embarazo y en el posparto tu piel cambie. De hecho, sea cual sea el problema que te preocupa (melasma, piel seca, acné, bolsas y ojeras, estrías…), piensa que el origen son los cambios hormonales que estás viviendo, así que date tiempo. Y dale tiempo también a tu cuerpo a recuperarse. Sí, incluso pasado el puerperio o cuarentena.

Es fácil decirlo, lo sabemos. Pero como todo en la vida, el tiempo será tu mejor aliado.

Tú también te mereces mimos: los cuidados de la piel en el posparto

A muchas mujeres les asusta más el posparto que el parto en sí mismo. Y es cierto: tras el parto, suficiente tienes con recuperarte tú, gestionar todos los síntomas del posparto y atender a tiempo completo al bebé. Pero si te preocupa el estado de tu piel a pesar de no tener tiempo para cuidarla, lee esto con atención: tú también eres prioridad ahora.

Cuidarse la piel tras el parto es una rutina de bienestar más, no solo por los beneficios físicos que puede aportarte, sino para proteger tus emociones. Recuerda que no hay salud sin salud mental. Y poderte dedicar un ratito cada día a ti misma te puede ayudar a conseguir un mayor bienestar.

Incorpora estas rutinas de cuidado que te llevarán menos de 5 minutos

Te contamos qué problemas frecuentes pueden surgir tras dar a luz y algunos cuidados de la piel en el posparto, rutinas sencillas utilizando cosmética natural que te llevarán menos de 5 minutos y que te ayudarán a recuperar tu piel más rápido.

Reduce la aparición de estrías y reafirma la piel del abdomen

¿Qué son las estrías?

Para atenuar el problema de la aparición de estrías es bueno conocer su origen para poderle poner la mejor solución posible en cada caso.

Las estrías son lesiones cutáneas gruesas que aparecen en forma de hendiduras lineales u onduladas distribuidas en paralelo. Pueden ser de color rojo-violáceo y después del parto suelen atenuarse y volverse más blancas.

¿Por qué se forman estrías?

Durante el embarazo la piel del vientre y otras zonas puede estirarse y crecer hasta en 10 veces su tamaño normal, lo que produce en algunos casos la rotura de las fibras de colágeno y elastina que dan lugar a las temidas estrías.

En nuestro artículo anterior sobre cómo cuidar la piel durante el embarazo, veíamos la importancia de prevenir su aparición con cosmética natural que regenere y favorezca la elasticidad de la piel.

¿Cómo puedes prevenir las estrías?

Y es que después del parto, la piel tiene que recuperar su tamaño original. Por eso, si es un tema que te preocupa, es buena idea seguir empleando el ACEITE MIL MARAVILLAS que nutre y reafirma la piel favoreciendo que vuelva a su estado original sin que aparezcan estrías.

Utilízalo hasta que notes que tu vientre ha recuperado su tamaño original.

Por otro lado, para recuperar el tono muscular de abdomen, glúteos y caderas es necesario incorporar a tu rutina algo de ejercicio físico específico que contribuya a que te sientas como tú decidas.

Quizá este vídeo de YouTube te inspire y motive para conseguirlo.

https://www.youtube.com/watch?v=GnayO6ndI1I

Cuida tus pechos después del parto para evitar estrías y grietas.

Otro de los cuidados de la piel durante el postparto que puedes poner en práctica es cuidar tus senos.

¿Por qué tu pecho aumenta de tamaño y se endurece durante el embarazo?

La razón es que se incrementa la circulación de sangre en la zona y las venas superficiales se vuelven más gruesas y visibles. La areola se vuelve mas oscura y las glándulas sebáceas adoptan la apariencia de nódulos. Es la forma en que el pecho se prepara para la lactancia.

¿Cómo puedes tratar las grietas en los pezones?

Debido a este aumento de peso y volumen, pueden aparecer estrías en los pezones que pueden transformarse en grietas durante la lactancia cuando el bebé succiona y estira el pezón.

Si han aparecido estas grietas, lo mejor es mantener bien limpia la zona, lavándola con agua y jabón natural (puedes utilizar nuestro JABÓN SUAVE DE CALÉNDULA). Luego seca bien y con cuidado y aplica el BÁLSAMO DE CALÉNDULA después de cada toma del bebé.

Nuestro bálsamo de caléndula es cicatrizante e inocuo para el bebé. Además, calma la irritación y el enrojecimiento de las dolorosas grietas del pecho, lo cual ayuda a desinfectar y cerrar la herida.

Por otro lado, para recuperar cierta firmeza en los senos, son recomendables las duchas circulares con agua fresca en cada pecho durante 30 segundos. Esta práctica estimula la circulación sanguínea y tonifica los tejidos. A continuación, puedes aplicar el ACEITE VENUS desde el cuello y hacia el seno para devolver nutrición y elasticidad a tus senos.

Toma nota de los cuidados específicos de la cesárea y la episiotomía durante el postparto.

Algunos de los cuidados de la piel durante el posparto que más reto suponen para cualquier madre son recuperar la zona de la cesárea o la episiotomía.

La episiotomía es un pequeño corte de la zona cutaneomuscular entre la vagina y el recto que se suele realizar en la fase de expulsión durante el parto. Si el parto es por cesárea también se producirá un corte en el abdomen que habrá que cuidar para que no dejé cicatriz.

¿Cómo cuidar estas cicatrices?

En primer lugar es importante, como en cualquier herida, mantener limpia la zona. Puedes utilizar un jabón suave pero desinfectante, como nuestro JABÓN DE ÁRBOL DE TÉ. Recomendamos lavar cada día la herida y secar bien para evitar la aparición de infección.

Después, cuando la herida esté cerrada, aplica el ACEITE DE ROSA MOSQUETA para reducir la marca de la cicatriz y regenerar la piel dañada.

De todos es sabido el poder regenerador y cicatrizante del aceite de rosa mosqueta que contribuirá a que recuperes más rápido la zona.

En el caso de la episiotomía, ya que se produce un corte en las fibras musculares, a parte de cuidar la cicatriz externa, es importante la recuperación muscular para prevenir la incontinencia urinaria posterior. Para ello existen una serie de ejercicios que se realizan sobre el suelo pélvico y que son imprescindibles para recuperar completamente esta zona.

En muchas ocasiones también aparecen hemorroides durante el embarazo y debido al esfuerzo durante el parto. En este caso, puedes lavar la zona con agua templada y nuestro JABÓN DE ÁRBOL DE TÉ, y aplicar posteriormente el BÁLSAMO DE ÁRNICA Y ENEBRO, que aliviará el dolor y calmará la irritación de la zona al ser antinflamatorio y analgésico.

Previene la aparición de manchas en la cara durante todo el postparto.

¿Por qué aparece el melasma o la hiperpigmentación de la piel?

Muchas embarazadas presentan hiperpigmentación de la piel debido a los cambios hormonales. Esto se explica por el aumento de la actividad de los melanocitos y se manifiesta principalmente en areolas mamarias y pezones, el ombligo, las axilas y la cara interna de los muslos.

En la cara puede aparecer lo que se llama máscara del embarazo o cloasma grávico, que son manchas de color amarillo-marrón en frente y mejillas.

Estas manchas suelen desaparecer después del parto, pero puedes tratar la piel hiperpigmentada del rostro con algún producto despigmentante respetuoso con la piel como nuestro ACEITE ILUMINADOR.

Este producto contiene aceites vegetales regeneradores y aceite esencial de limón que actúa aclarando la mancha y haciendo que desaparezca poco a poco. Es importante aplicarlo siempre por la noche o cuando no vayas a estar expuesta al sol.

Y si te expones al sol, aplica siempre protección solar sobre las manchas (PARA PROTEGERTE DEL SOL FPS 50) para que no empeoren.

Mantén nutrido todo tu cuerpo por dentro y por fuera.

Aparte de las zonas específicas ya comentadas, es vital mantener toda la piel de nuestro cuerpo nutrida, no solo por fuera, sino también por dentro.

La fruta y la verdura frescas, los alimentos de temporada y beber agua con frecuencia son aliados a la hora de mantener hidratada la piel.

Como hidratante corporal para cuidar tu piel por fuera, te recomendamos la crema PARA NUTRIR TU PIEL.

¿Su secreto? El cóctel perfecto de ingredientes nutritivos: aceites vegetales de buritihipérico y aguacate con manteca de Karite, justo lo que la piel necesita para que la crema penetre y nutra las capas más profundas de la epidermis.

El resultado es que desaparece por completo la descamación, la tirantez y la sequedad que pueden aparecer después del parto, a la vez que actúa calmando y regenerando.

¿Te ha servido alguna de nuestras propuestas de cuidados de la piel durante el posparto? Esperamos que sí.

Comparte este artículoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0

AMAPOLA BIOCOSMETICS,S.L.U Reviews with ekomi.es