Mascné, o cómo resolver los problemas que la mascarilla de protección provoca en tu piel.

¿Lo has notado? ¿A que tu piel no está igual después de haber usado la mascarilla un tiempo prolongado?La utilización obligatoria y necesaria en estos tiempos de la mascarilla de protección está provocando muchos cambios en el estado de salud de tu piel. El llamado mascné, dermatitis seborreica, dermatitis de contacto, sequedad extrema, son consecuencia de esta nueva situación.

Te contamos que está pasando en tu piel y como puedes mejorar su estado.

QUÉ PODEMOS HACER EN AMAPOLA POR TI.

Ante todo mantener la calma. Ya sé que puede no ser nada fácil, pero nuestra piel, nuestra respiración, nuestro sistema inmunitario y nuestra salud en general, van a estar mejor preparados para combatir cualquier enfermedad si conseguimos mantener la calma.

En lo que respecta al cuidado cosmético de la piel, en Amapola hemos diseñado 8 consejos básicos para cuidar la piel en estas circunstancias y que, al final, cuando te quites la mascarilla tu piel esté radiante igual que antes y no aparezca ese molesto mascné.

  1. Limpieza extrema: si en circunstancias normales insistimos en la importancia de la limpieza de la piel, ahora más que nunca debemos limpiarla. Y debemos hacerlo con limpiadores faciales que no contengan sustancias detergentes que irritan la piel, sino más bien necesitamos productos que limpian y calman la piel, productos que no sean agresivos.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Leche limpiadora

LECHE LIMPIADORA DE SAPONARIA

  • Contiene aceite de almendras dulces que hidrata y suaviza.
  • Aceite esencial de limón que limpia y refresca.
  • No contiene sustancias detergentes que irritan la piel.

  1. Hidratación extra: hemos hablado de que la sequedad es una de las principales consecuencias del uso prolongado de las mascarillas, y contra la sequedad necesitamos doble ración de nutrición. Así que para todas aquellas pieles que noten tirantez, descamación o enrojecimiento es importante un aporte extra de hidratación.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Crema Nutritiva de Jojoba y Sesamo

CREMA NUTRITIVA DE JOJOBA Y SÉSAMO

  • Aunque es una crema de noche, en estas circunstancias especiales podemos utilizarla de día.
  • El aceite de jojoba disminuye la deshidratación, formando una fina capa protectora.
  • El aceite de sésamo aporta ácidos grasos esenciales para la salud de tu piel.

  1. Oxigenación: el efecto oclusivo de la mascarilla impide la oxigenación correcta de la piel, por eso es especialmente importante oxigenarla con la aportación de nutrientes básicos como los que encontramos en las mascarillas faciales nutritivas, sustancias que alimenten y nutren la piel.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

Mascarilla Arcilla Blanca y Moringa

MASCARILLA NUTRITIVA DE ARCILLA BLANCA Y MORINGA

  • El aceite de moringa disminuye la inflamación y el enrojecimiento de la piel.
  • La arcilla blanca ayuda a eliminar las toxinas.
  • La manteca de cupuazu hidrata en profundidad y calma la congestión.

  1. Calmar la piel: si la sequedad es un problema no suele venir sola, sino mas bien acompañada de la congestión, la descamación y el enrojecimiento. Necesitamos entonces un producto que calme la piel, que disminuya el enrojecimiento, que te de esa sensación de descanso y bienestar.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

SERUM FACIAL CALENDULA Y GERANIO - COSMÉTICA ECOLÓGICA
SERUM CALMANTE DE CALÉNDULA Y GERANIO

  • El aceite de caléndula disminuye el enrojecimiento y la descamación de la piel.
  • El aceite esencial de geranio facilita la microcirculación y la oxigenación de las células.
  • El aceite de almendras es emoliente y aporta suavidad y elasticidad a la epidermis.

  1. Regular la grasa: el exceso de grasa que se produce como consecuencia de la utilización de mascarillas en las pieles mixtas y grasas, puede generar la aparición de puntos negros y granos de acné que es importante tratar. Estas pieles necesitan una crema que hidrate y regule la secreción grasa si irritar.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

CREMA FACIAL DE BARDANA Y ORTIGA - COSMÉTICA ECOLÓGICA

CREMA FACIAL DE BARDANA Y ORTIGA

  • La bardana regula la secreción grasa de la piel y ayuda a eliminar toxinas.
  • La ortiga es astringente y disminuye la secreción grasa.
  • El aceite esencial de salvia desinfecta los granitos y equilibra la secreción sebácea.

  1. Disimular imperfecciones: ya que en estas circunstancias tu piel no atraviesa el mejor de sus momentos, tu mejor aliado para mantener tu piel radiante es esa crema que te da un cierto colorcito, te protege del sol y disimula las pequeñas imperfecciones aparecidas.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

ORGANIC BBCREAM DE MANGO Y AVELLANA

ORGANIC BBCREAM DE MANGO Y AVELLANA

  • El aceite de avellana contiene vitamina y fitosteroles que nutren en profundidad y equilibran la producción de sebo, dan firmeza y elasticidad a la piel y calma las rojeces.
  •  La manteca de mango mantiene la hidratación de la piel, aporta suavidad y protección frente a la radiación solar y mejora la elasticidad.
  • Aceite de sésamo, por su contenido en sesamol, actúa como antioxidante natural, elimina la descamación y mejora la circulación sanguínea.

  1. Cuidar las manos: aunque las manos no se ven afectadas por la utilización de la mascarilla sí que sufren la agresión constante de los productos higienizantes y desinfectantes que hay que aplicarse a cada paso. Por su contenido en alcohol y algunos ingredientes de origen químico, favorecen la deshidratación de la piel e incluso la aparición de heridas y grietas.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

LOCION BIO-HIGIENIZANTE DE LAVANDA - COSMÉTICA ECOLÓGICA

LOCIÓN HIGIENIZANTE DE LAVANDA

  • Con alcohol bio no desnaturalizado que limpia y desinfecta.
  • Con glicerina que suaviza y contrarresta la sequedad.
  • Con aceite de lavanda que actúa como bactericida y calmante.

  1. Cuidar el ambiente: no solo es importante cuidar nuestra piel si no también el ambiente que nos rodea. Respirar en una atmosfera limpia y saludable es importante a la hora de preservar nuestra salud y evitar infecciones respiratorias. Te proponemos utilizar en el lugar de trabajo y en tu propio hogar difusores de esencias que desinfectan el ambiente y le dan a tu casa un aroma especial.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

ACEITE ESENCIAL DE ÁRBOL DE TÉ

El desinfectante por excelencia, unas gotitas en tu difusor y olvídate de las bacterias y virus que flotan en el ambiente.

ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

De olor magnifico  y suave, esta esencia no solo es desinfectante sino que también te ayuda a relajarte y combatir el estrés.

ACEITE ESENCIAL DE LIMÓN

Refresca el ambiente y descongestiona la mente, ideal para esos momentos en que el ambiente este muy cargado y nosotros también.

QUÉ PASA EN LA PIEL DESPUÉS DE UN TIEMPO PROLONGADO DE UTILIZACIÓN DE LA MASCARILLA

Entre las funciones más importantes que cumple la piel está la de regular la temperatura corporal, es decir, se encarga de que nuestro organismo mantenga una temperatura constante independientemente del frío o calor que haga en el medio externo.

Mediante la transpiración, la piel cumple con esta función y además se encarga de eliminar muchas sustancias tóxicas de nuestro organismo.

Si tapamos en parte o totalmente la piel con algún dispositivo que impida esta transpiración todo nuestro organismo se va a ver afectado y especialmente la zona que estamos obstruyendo.

Es lo que pasa con el uso prolongado de las mascarillas de protección. Estamos colocando un dispositivo sobre nuestra piel que impide la transpiración y la oxigenación en esa zona, sometiéndola a mucha presión y al contacto continuo con el vapor de agua generado en la respiración.

La consecuencia de este efecto oclusivo es una agresión sobre el manto hidrolipídico que protege nuestra piel, produciéndose un exceso de sequedad que se traduce en una piel más reactiva, más sensible y más seca, el temido mascné.

En el caso de las pieles mixtas o grasas esta sequedad hace que las glándulas pilosebaceas segreguen más grasa y que aparezcan así rojeces, granitos o acné.

No podemos olvidar el efecto irritativo que puede tener el roce constante de la mascarilla sobre la piel, especialmente en la zona de la nariz y detrás de las orejas, lo que puede provocar una irritación de contacto con aparición de rozaduras o heridas.

Por otro lado, y de forma más general, las situaciones de miedo o estrés que estamos viviendo, afectan directamente a la piel porque hacen que se activen las vías inflamatorias y los problemas cutáneos de base que estaban antes más o menos controlados tienden a empeorar, como el acné, la rosácea o la psoriasis entre otros.

Ya sabes que todo pasa y esto también pasará, mientras tanto, es necesario prestar especial atención a los cuidados de tu piel para que no se manifiesten signos de envejecimiento prematuro. Cuídate con Amapola.

Comparte este artículoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0