Mi abuela y el mejor ingrediente para piernas cansadas.

Nunca antes había compartido esta historia tan personal sobre los inicios de la empresa (Ana al teclado). Y es que acaba junio y siempre me acuerdo de cuando iba con mi abuela a recolectar hipérico, uno de los ingredientes de nuestros productos de cosmética natural más eficaces. ¿Me acompañas en este viaje en el tiempo?

Mi abuela, una señora muy entusiasta y extrovertida, con su eterna sonrisa, que siempre me apoyó en mis ideas emprendedoras, estaba encantada de ayudarme con la recolección de hipérico.

Ya sabía que llegado junio tocaba irse de excursión a recolectarlo y ella tan contenta. Y es que esta planta florece en junio, así que es el momento perfecto para su recolección, especialmente el día de San Juan.

Y allá que nos íbamos por las campiñas segovianas en busca de la planta que crece en cualquier tipo de suelo y hay que buscarla siempre en bordes de caminos y carreteras.

Eran días divertidos en los que a la que recolectábamos íbamos charlando de nuestras cosas. Un recuerdo inolvidable.


¿Qué cura el hipérico?

Tila de monte, tila de campo, pericón o hierba de San Juan son algunos de los nombres comunes que se utilizan para nombrar a esta planta.

En Amapola utilizamos el hipérico desde aquellos años en los que lo recolectaba a mano junto a mi abuela.

Y es que el hipérico es una de las plantas vulnerarias por excelencia, es decir, una planta que cura heridas y regenera los tejidos. Y por eso está presente en algunos de nuestros productos de cosmética natural. Es muy efectivo en forma de bálsamo o aceite para tratar:

  • quemaduras domésticas (con la plancha, el aceite, etc.);
  • quemaduras solares (nuestra crema corporal y after-sun lo contiene);
  • rozaduras;
  • heridas abiertas;
  • ulceraciones;
  • dolores musculares de origen nervioso;
  • problemas de hinchazón o piernas cansadas (nuestra crema camino de Santiago también contiene este aceite).

Puedes aplicar el aceite o el bálsamo directamente en la zona afectada en forma de masaje. Y estas son sus propiedades:

  • Ideal para piernas hinchadas ya que activa la circulación de la sangre y favorece el riego sanguíneo en la zona de aplicación.
  • Alivia lesiones, dolor muscular e inflamaciones. Disminuye los síntomas dolorosos porque ejerce una anestesia local ligera pero constante.
  • Favorece la cicatrización de heridas y cortes y protege los tejidos de tal manera que disminuye la aparición de marcas.

Aquí os dejamos este enlace dónde podéis aquellos productos que contienen Híperico

 

Así producimos el aceite de hipérico en Amapola Biocosmetics

La parte activa de la planta, es decir, lo que se recolecta, es la sumidad florida, las flores, preferiblemente cuando acaban de abrir.

Una vez recolectada y en fresco, la ponemos a macerar en aceite de oliva virgen extra ecológico en frascos de vidrio transparente bien cerrados.

Después de cuarenta días de maceración con los tarros expuestos a la luz del sol y de la luna, y cuando el aceite ya ha tomado un color rojo intenso, es momento de filtra la planta y ya tendríamos nuestro aceite de hipérico preparado.

  • Planta herbácea de 25-90 cm de altura.
  • Tallo ramificado, rojizo y rígido, con dos líneas prominentes.
  • Hojas opuestas con pequeñas glándulas secretoras que puedes a preciar a contraluz.
  • Flores vistosas, amarillas, reunidas en panículas, con los pétalos con puntos negros en los bordes, que si frotamos con los dedos nos tiñen la piel de rojo.

*Su nombre científico Hypericum perforatum, proviene de hyper, “sobre” y eikon “imagen” y significa planta que está por encima de lo imaginable haciendo referencia a sus múltiples aplicaciones. El término perforatum bien de perforado ya que sus hojas, vistas al trasluz, presentan agujeritos.

¿Sabías que se utiliza como planta para tratar la depresión y los estados de tristeza profunda?

El hipérico se ha considerado desde tiempos inmemoriales como planta mágica empleada en numerosos rituales relacionados con el solsticio de verano.

El mensaje simbólico del hipérico nos habla de la luz interior, de la alegría de vivir y de la protección física y psíquica.

El hipérico es un símbolo solar. No hay más que observar el color de sus flores y cuando es su floración, coincidiendo con los días más largos del año. Es luz que nos guía en la desesperanza, la tristeza y la melancolía y nos trae ganas de vivir.

No es de extrañar entonces que se emplee vía oral como planta para tratar depresión y estados de tristeza profunda. También es un planta que favorece el sueño y nos trae sueños agradables.

Su mensaje es “mi luz brilla en la oscuridad y la tristeza. Me siento protegido física y psíquicamente. Alejo de mi vida todos los miedos y temores ocultos”*.

Bonito, ¿verdad?

Ideal para refrescar las piernas, tratar el músculo antes y después del ejercicio y estimular la circulación de forma segura y natural

Si buscas un remedio casi casero para piernas cansadas, un mal común en verano debido a las altas temperaturas, te animo a que pruebes nuestra crema camino de Santiago, que también contiene este aceite. Puede ser un buen regalo  para alguien que cumpla años estos meses y sienta pesadez en las piernas, hormigueos, hinchazón o cualquier otra molestia habitual del verano.

Comparte este artículoShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someonePin on Pinterest0